Naufragio de Sant’Andrea

Los pecios de Sant’Andrea son tres: uno cerca de Formiche della Zanca del que proceden dos ánforas, una Beltran y Dressel. Otro pecio cerca de la costa, encontrado en 1958 a 10 m de profundidad, y el tercer hallazgo se produjo en 1969, situado a unos 150 m. al norte de Capo S. Andrea en una profundidad de -46 m.


El naufragio de Sant’Andrea de 1958 (A)

Un naufragio en Sant ‘Andrea fue encontrado en 1958 (A), cerca de la costa, a una profundidad de unos 10 m, el naufragio de un carguero romano fue identificado en 1958 por pescadores submarinos. La intervención del Centro Experimental de Arqueología subacuática de Albenga y la Marina permitió la adquisición de datos esenciales y la recuperación de gran parte de la carga: se constató la presencia de un «campo de ánforas, de unos m. 5 X 8, profundo en el centro m. 8; también fueron identificadas y llevadas a en la superficie algunos elementos pertenecientes a la estructura de madera del casco.Además de las ánforas, de las que sólo se ha podido recuperar un ejemplar intacto del yacimiento, hay un molino de cereal, en piedra volcánica, que aún se conserva, en el cavidad central, la fundición de plomo utilizada para soldar el pivote También se recuperó un fragmento de teja con un diente cuadrangular, quizás atribuible al techo del castillo de popa.

La carga del naufragio A

El cargamento del naufragio A de Sant’Andrea consistía en su totalidad en ánforas de vino en forma de Dressel recubiertas por dentro con resina. Los paquetes, cerrados por un corcho, enteros o dejados en huella, fueron sellados por un opérculo de puzolana que llevaba la impresión, repetida dos veces – según la costumbre, el sello M FYR VIN, por el momento no atestiguado en otra parte, atribuible al nombre del fabricante. Las características estructurales de las ánforas de labios altos con banda plana, largo cuello cilíndrico, asas perfectamente verticales con una cinta ensanchada y hombro fuertemente marcado con un casco en ángulo agudo, se remontan a una evolución bastante tardía de la forma, a fecharse, basándose en los descubrimientos más recientes, hacia mediados del siglo I a. C. Las ánforas de Sant’Andrea, perfectamente comparables con las de la Madrague de Giens ) y con los de un naufragio descubierto recientemente en el golfo de Marsella, permiten situar el naufragio del navío hacia el año 50 a.C.


Naufragio de Sant’Andrea de 1969 (B)

El naufragio de Sant’Andrea clasificado como B, fue identificado en 1969 y objeto de dos cuidadosas campañas de exploración (en 1972-1973) por un grupo de buzos de la RAF Laarbruch Sub Aqua Club, el pecio de Capo Sant’Andrea se encuentra a unos 150 m. al norte de la punta del mismo nombre y se encuentra sobre una profundidad de -46 m. Del casco quedan pocos elementos de tablaje y fragmentos de láminas de revestimiento de plomo. El cargamento consistía esencialmente en ánforas de vino que, si bien se encuadran todas dentro de la forma Dressel I, presentan una gama de variantes morfológicas que parecen difíciles de insertar de manera completamente satisfactoria dentro de las subclases identificadas hasta ahora.


Es posible observar varios artefactos encontrados con los restos del naufragio en el Museo Arqueológico Cívico de Linguella Portoferraio


Video

Disparando a los restos del naufragio de Sant ‘Andrea (1972) y Chiessi (1967)


Mapa